ball-of-light-1631010

4 propósitos fáciles de cumplir

Todos soñamos y además nos gusta hacerlo a lo grande. ¿Cuáles son tus sueños? Escríbelos en un papel y léetelos tantas veces como quieras para interiorizarlos

Todos nos planteamos grandes metas para darle más sentido a nuestras vidas. Me pregunto, ¿realmente conseguimos estas grandes metas o más bien las dejamos a medias? Si eres de los que dejas las metas a medias o simplemente ni las inicias, puedo imaginar que te sientas frustrado, agotado y cansado. ¿Cómo sería proponerte unos propósitos bien fáciles de cumplir?, ¿cómo sería celebrar cada vez que logres cada uno de los propósitos fáciles?, ¿cómo te sentirías? Te propongo que tomes bolígrafo y papel y te comprometas contigo mismo a cumplir los 4 propósitos fáciles listados a continuación.

La ventaja es que todos ellos te ayudarán a marcar la diferencia. Son pequeños gestos que pueden despertar en ti nuevos deseos,nuevos cambioso simplemente confirmar que tú conduces tu propia vida.

1. Plántale cara al miedo
Piensa en algo que hayas temido hacer hasta la fecha. No hay nada mejor que plantarle cara al miedo y conseguirlo. Puedes empezar superando miedos pequeños y a medida que los vayas superando, ir encarando miedos mayores. Te invito a que escribas 4 situaciones, momentos o circunstancias en las que sientes miedo y pienses en qué vas a hacer para vencer esos miedos. Una amiga me explicaba el otro día que uno de sus miedos o temores era ir sola al cine. Cada vez que pensaba en esa situación, se paralizaba y nunca daba el paso. Se marcó el reto de conseguirlo y el día 1 de enero fue sola al cine.

2. Pide ayuda
Nos cuesta y mucho pedir ayuda. Nos creemos perfectos y además muchas veces asociamos el hecho de pedir ayuda con el hecho de mostrar nuestras carencias. Para algunos, pedir ayuda es mostrar la propia vulnerabilidad y debilidades. Démosle la vuelta a la tortilla. ¿Te gusta que te pidan ayuda? Ayudar es un regalo. A todos nos gusta ayudar y nos encanta que nos pidan ayuda. Nos sentimos útiles y reconocidos sirviendo a los demás. ¿A qué esperas? Piensa en 4 situaciones –ya sea en el trabajo o en casa o con tus amigos- en las que pedirás ayuda.

Un conocido tenía dificultades con una de sus hijas adolescentes y hasta la fecha había vivido la dificultad en solitario. Decidió pedir ayuda y comentó el tema a sus amigos para que le propusieran soluciones. Mi amigo me dijo que se sintió liberado al compartir el problema y que la relación con sus amigos se avivó y reforzó, ya que se abrieron espacios de diálogo más íntimos entre todos ellos.

3. Di que no
Si eres de los que te cuesta decir que no, este es tu propósito estrella. Es aplicable en cualquier ámbito, tanto en el trabajo como con la familia y los amigos, y en cualquier circunstancia que te encuentres. Te invito a que digas que no y escuches a tu cuerpo y a tu mente para saber qué reacciones vives, sobre todo para que aprendas más sobre ti y los demás. Al decir que no, tú marcas lo que es importante para ti y lo que no. Tú vas primero.

4. Agradece y reconoce
El agradecimiento y el reconocimiento son vitamina pura. Es una manera de mostrar amor hacia ti mismo y hacia los demás. Practícalo cada día. Te invito a que cada vez que en tu entorno alguien haga algo que merezca tu reconocimiento o agradecimiento, lo sueltes. Hay maneras de expresarlo tan diversas como las palabras, los gestos, un abrazo, un beso, una caricia. Pon la creatividad al servicio de agradecer y reconocer a los demás. Te sorprenderá el impacto de este nuevo propósito para ti.

Disfruta poniendo en marcha cada uno de los propósitos. Recuerda que son fáciles de cumplir. De ti depende y estoy convencida de que te sorprenderá todo lo que descubrirás en este nuevo año. ¡A por ello!

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn

Espero que este artículo te haya resultado de gran ayuda.

Si quieres que hablemos sobre cómo pedir para conseguir tus objetivos, contáctame en silvia@silviabueso.com y exploraremos juntos soluciones para ti

Aquí puedes acceder al primer capítulo de mi primer libro sobre El Arte de Pedir. Pedir no es vergonzoso. Pedir es un arte. Estoy escribiendo este libro para ti.

Te invito a que te suscribas a mi newsletter y así recibirás informaciones de tú interés sobre
El Arte de Pedir.

Un fuerte abrazo y muchas gracias, pedirólogo,
por estar aquí.

Deja un comentario

Suscripción al Blog

Ingresa tu correo electrónico para recibir las últimas notificaciones del blog.

Categorías

También podría gustarte...

Último Tuit

¿Te atreves a
conseguir sin tener
que pedir?

Suscríbete y descárgate el test del pedirólogo, y cambia de chip para superar tus miedos o bloqueos para pedir y conseguir

¡Métele caña al pedirólogo que ya eres!

SilviaBueso_logo_blanco-azul

El secreto para pedir pasa por dar a los demás. Pedir es la clave para hacer realidad tus propósitos.

Contacto

Para agendar una primera sesión gratuita y
sin compromiso, o solicitar una conferencia o taller sobre cualquiera de las vertientes de ‘El Arte de Pedir’, puedes contactarme a través de:

  • Lun - Vie : 9:00 - 18:30

© Silvia Bueso 2018. Todos los derechos reservados