fbpx
silviabueso_renacer

¡He renacido! ¡He sido parida de nuevo!

Quiero darle las gracias a este confinamiento que ha llegado a mi vida sin avisar y ha provocado el nacimiento de una nueva Silvia Bueso. 

Con este renacer, te estoy diciendo que tengo dos vidas: está la Silvia de antes del confinamiento y la Silvia a partir de marzo de 2020, con la llegada del Covid19. 

Las dos Silvias son de verdad, con mi personalidad en estado puro y con su razón de ser en contextos completamente distintos. Celebro y mucho mi nuevo nacimiento y resurgir, con toda la montaña rusa emocional que esto supone. 

Dejar atrás a una persona que he sido tantos años, con grandes sueños, retos y adversidades, y abrazar una nueva versión de mí me está removiendo, sacudiendo y enseñando lecciones maravillosas

Mi aprendizaje principal es soltar el control y dar la bienvenida a lo desconocido desde la acción aceptando mi imperfección y sin tener ni puñetera idea de cómo va a resultar. 

Me miro al espejo de otra manera y me gusta lo que veo. Me valoro más. Me digo a mi misma que todo lo que he aprendido gracias a otros es mi tesoro y que es maravilloso mostrarme y ayudar a tantas personas para que también vean su tesoro, su magia y su
talento. 

Lo que te estoy contando es que mis diálogos conmigo misma han dado un giro radical. Soy exigente y siempre he tendido a recordarme lo que me falta o lo que podría hacer mejor. 

De forma intencionada, estoy sintonizando otra emisora y me digo a la cara, mirándome a mis ojos, ‘Silvia, tú vales y mucho por lo que aportas a los demás para que alcancen sus objetivos, a la vez que tu alcanzas los tuyos’.

Tal vez a ti también te haya pasado que te valoras en función de lo que te pagan, ya sea tu nómina o tu facturación como profesional independiente. Este es un aprendizaje zasca para mí y siento que aún tengo que afinar mi perspectiva sobre este tema. 

Valorarte cuando recibes una compensación económica es más sencillo. Lo complicado es seguir admirando y valorándote cuando tus ingresos, como me pasa a mí y a tantas otras personas, se han reducido de forma radical. Lucho cada día contra mis miedos para creer en mí y en lo que aporto y sobre todo para mostrarlo al mundo, aunque no vea un retorno económico en el corto plazo. 

Al comunicarme conmigo de otra manera, mi comunicación con los demás está siendo radicalmente distinta. Estoy siendo más selectiva en mis relaciones

Reconozco que estoy hablando con aquellas personas que suman, que me aportan buen rollo, que luchan en este mundo travieso y que le plantan cara a su miedos. Mi energía es limitada y ahora mismo las personas con chute y luz las necesito cerca

También estoy hablando con personas que tal vez yo misma había cortado la comunicación por malos entendidos del pasado, por diferencias que me parecían insuperables o simplemente son personas a las que ahora presto más atención. 

Estas conversaciones han llenado de magia mi vida. Me ha perdonado una persona muy especial de mi vida, un profesional a quien aprecio mucho me ha confesado que me ha tenido envidia, sana o insana, estos últimos años, y Diana, una desconocida hasta hace dos días, se ha metido en mi vida como si nos conociéramos de siempre y se ha ofrecido a colaborar con ‘El arte de pedir’ dándome sabios consejos que me han llegado como un regalazo. 

También el grupo de padres del colegio de mis hijos me regala cada día una sonrisa de oreja a oreja con los mensajes positivos que nos cruzamos y por el apoyo que estamos dando a nuestra escuela, dejando críticas y reproches de lado, y yendo de la mano para seguir
juntos educando a nuestros hijos

Te presento a la nueva Silvia Bueso, con su aroma e ingredientes para estos tiempos movidos. Mis dos vidas y las que lleguen me enseñan que mi molde se va esculpiendo y que la mejor artesana para conseguirlo soy yo misma.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Espero que este artículo te haya resultado de gran ayuda.

Si quieres que hablemos sobre cómo pedir para conseguir tus objetivos, contáctame en silvia@silviabueso.com y exploraremos juntos soluciones para ti

Aquí puedes acceder al primer capítulo de mi primer libro sobre El Arte de Pedir. Pedir no es vergonzoso. Pedir es un arte. He escrito este libro para ti.

Descubre más  aquí.

Te invito a que te suscribas a mi newsletter y así recibirás informaciones de tú interés sobre
El Arte de Pedir.

Un fuerte abrazo y muchas gracias, pedirólogo,
por estar aquí.

Silvia Bueso

Silvia Bueso

Soy conferenciante, formadora y coach, experta en ‘El arte de pedir’. Te enseño a pedir y conseguir tus objetivos, sin tener que pedir. Despierto la magia de pedirólogos en potencia con mis artículos, talleres y conferencias.

Deja una respuesta

Suscripción al Blog

Ingresa tu correo electrónico para recibir las últimas notificaciones del blog.

Categorías

También podría gustarte...

Últimos Tuits
Instagram Silvia Bueso
Instagram ha devuelto datos no válidos.

¿Te atreves a
conseguir sin tener
que pedir?

Suscríbete y descárgate el test del pedirólogo, y cambia de chip para superar tus miedos o bloqueos para pedir y conseguir

¡Métele caña al pedirólogo que ya eres!

SilviaBueso_logo_blanco-azul

El secreto para pedir pasa por dar a los demás. Pedir es la clave para hacer realidad tus propósitos.

Contacto

Para agendar una primera sesión gratuita y
sin compromiso, o solicitar una conferencia o taller sobre cualquiera de las vertientes de ‘El Arte de Pedir’, puedes contactarme a través de:

  • Lun - Vie : 9:00 - 18:30

© Silvia Bueso 2018. Todos los derechos reservados

×
×

Carrito