silvia bueso socorro

¡Socorro! ¡No soy captador de fondos y me toca serlo!

Vas al curro feliz y tranquila/o sabiendo que la organización o causa para la que trabajas espera de ti aquello que la descripción de tu puesto trabajo incluye y tú dominas al dedillo. Hasta que un día te dicen que eres captador de fondos y simplemente te tiemblan las piernas, quieres esconderte en un cajón, difuminarte o escaquearte, y sobre todo no sabes cómo carajo salirte de este lío. ¡Socorro!

Lo primero que te digo es que te entiendo, y también me toca ser sincera y directa contigo. ¡Felicidades! Estás ante una oportunidad de narices. El tiempo nos dará la razón a los dos o a los tres: a ti, a mí y al propósito u objetivo que tanto defiendes.

Entreno cada año a organizaciones y causas de todo tipo que ante la bajada de las subvenciones públicas o tal vez por la tardanza y retraso en los pagos de estas subvenciones, se ven obligadas a tomar las riendas de sus finanzas y ganar libertad y sostenibilidad financiera embarcándose en el reto -apasionante- de buscar fondos privados de patrocinadores y donantes para que se sumen a su propósito, sea cual sea, y empujen para impulsar proyectos conjuntos que la asfixiada tesorería no puede emprender sola.

Sé que tienes dudas sobre si tú y tu equipo os saldréis de ésta y te diré, y te hablo desde mi experiencia, que sé que lo conseguiréis, aunque también sé que supone sacar energías extras y asegurar que los equipos están preparados para afrontar este desafío, sin que se agoten y tiren la toalla a mitad de camino, incrementando así la huida de talento, la desgana y la desmotivación de los equipos por el chasco vivido.

Las claves para asegurar que tú y tu equipo inexperto en captación de fondos pase a ser un equipo de pedirólogos de pies a cabeza son las siguientes:

NO ESTÁIS SOLOS – Parecerá que me estoy vendiendo y tal vez así sea, aunque lo que quiero decirte es que puedes pedir la ayuda de consultores y profesionales con experiencia en fundraising. Serán tu paracaídas, tu colchón, tu hada madrina y tu apoyo para cambiar la cultura organizativa y lograr hacer piña en tu equipo y lograr así reclutar a tu ejército de captadores de fondos inexpertos, que de la mano de un profesional, ganaran confianza y sobre todo sabrán cómo armar una estrategia y sobretodo cómo actuarla en su propia piel.

TODOS A UNA – Mi recomendación, y lo digo en mayúscula, es que desde la dirección de la organización o causa seáis sinceros sobre la situación financiera, sobre todo si es obvio que no podéis afrontar futuros pagos, ya sean de nóminas, proveedores o lo que sea. Si estáis pasando apuros económicos, os invito a que lo digáis a los equipos, empezando por los jefes de equipo. Hacer pública esta estrechez de fondos, requiere preparación, ya que no querrás alarmar aún más a los equipos ni tampoco querrás que los mejores se vayan pitando. El mensaje es convertir este drama en una oportunidad y aclamar que se trata de un esfuerzo colectivo que supone remar juntos en la misma dirección, siendo sinceros sobre los riesgos y las tareas extras que el equipo deberá encarar. Se trata de una llamada para buscar alternativas financieras que aseguren el sustento de la organización y sobre todo que aseguren que vuestro ‘para qué’ continúe en marcha sin verse mermado o interrumpido por pagos de terceros, que no dependen de nosotros.

CONSTRUYE UN RELATO WOW– Si quieres enamorar a donantes y patrocinadores, tu relato wow ha de estar escrito para ser hablado por cualquier persona del equipo.

MOTORES Y EN MARCHA – No te quedes parado y pasa a la acción, idealmente de la mano de una mente experta que te acompañe y guíe. Es la manera de ver cómo responde el equipo y saber qué liderazgos salen a la luz de forma natural y cuáles hay que despertar y avivar más para salir adelante. La acción siempre informa y siempre da consciencia sobre las posibilidades de éxito de este paso retador de afrontar la búsqueda de fondos privados. Sea cual sea la respuesta, ver al equipo en marcha te ayudará en la toma de decisiones sobre cómo incorporar el rol de captadores de fondos en tu organización.

Y sí, como ya te habrás dado cuenta, no hay fórmulas mágicas ni kits de instrucciones con respuestas para todo. Dar el paso es aceptar que todo puede pasar. Lo que sí te diré es que los equipos que han puesto todo su empeño en ganar pulmón financiero se sienten orgullosos por haber dado este valiente paso juntos. Y te recuerdo algo…¡felicidades! Estás ante una oportunidad de narices.

Facebook 0
Twitter
LinkedIn 0
WhatsApp

Espero que este artículo te haya resultado de gran ayuda.

Si quieres que hablemos sobre cómo pedir para conseguir tus objetivos, contáctame en silvia@silviabueso.com y exploraremos juntos soluciones para ti

Aquí puedes acceder al primer capítulo de mi primer libro sobre El Arte de Pedir. Pedir no es vergonzoso. Pedir es un arte. He escrito este libro para ti.

Descubre más  aquí.

Te invito a que te suscribas a mi newsletter y así recibirás informaciones de tú interés sobre
El Arte de Pedir.

Un fuerte abrazo y muchas gracias, pedirólogo,
por estar aquí.

Silvia Bueso

Silvia Bueso

Soy conferenciante, formadora y coach, experta en ‘El arte de pedir’. Te enseño a pedir y conseguir tus objetivos, sin tener que pedir. Despierto la magia de pedirólogos en potencia con mis artículos, talleres y conferencias.

Deja un comentario

Suscripción al Blog

Ingresa tu correo electrónico para recibir las últimas notificaciones del blog.

Categorías

También podría gustarte...

Últimos Tuits
Instagram Silvia Bueso
Instagram ha devuelto datos no válidos.

¿Te atreves a
conseguir sin tener
que pedir?

Suscríbete y descárgate el test del pedirólogo, y cambia de chip para superar tus miedos o bloqueos para pedir y conseguir

¡Métele caña al pedirólogo que ya eres!

SilviaBueso_logo_blanco-azul

El secreto para pedir pasa por dar a los demás. Pedir es la clave para hacer realidad tus propósitos.

Contacto

Para agendar una primera sesión gratuita y
sin compromiso, o solicitar una conferencia o taller sobre cualquiera de las vertientes de ‘El Arte de Pedir’, puedes contactarme a través de:

  • Lun - Vie : 9:00 - 18:30

© Silvia Bueso 2018. Todos los derechos reservados