El secreto para pedir con gancho pasa por dar, dar y dar a los demás.
Los sueños incómodos son los sueños que se cumplen

Los sueños incómodos son los sueños que se cumplen

¿Cual es tu sueño? Piénsalo bien. Dale al tarro por un momento y suelta tu sueño por tu boca. Da igual su tamaño, si es pequeño o grande. Lo que importa es que sea un sueño que te importe, que te incomode, que quieras hacer realidad poniendo todo tu empeño y sobre todo que pases a la acción. De nada servirá que tengas un sueño que duerma en tu almohada o quede guardado bajo llave en un cajón. ¡Pon nombre a tu sueño y grítalo!

Dedico este artículo a todos los asistentes a mi conferencia de la última edición de JOBarcelona con el título ‘Cómo Vender, sin Vender, tu don’. Gritaron su sueño bien alto y lo hicieron volar. Me saco el sombrero por ellos. Felicidades en mayúsculas. En breve publicaré el vídeo de la conferencia en YouTube.

Vamos por parte. Coge un bolígrafo o un lápiz y un trozo de papel. Busca un lugar que te relaje y te inspire. Apaga el móvil y aparta por un momento todo el ruido mental que no te ayude en este momento creativo. Suéltate ahora la melena, da espacio a tu creatividad y responde a cada una de las preguntas a continuación.

1. Escribe tu sueño y comprométete a accionarlo, aceptando que asumirás desafíos y lucharás todo lo que haga falta para hacerlo realidad. Dejarás de lado las excusas y plantarás cara a todos tus miedos e inseguridades.

Comparto contigo mi sueño para que te sirva para escribir el tuyo. Mi sueño es ser conferenciante internacional y mostrarme imperfectamente perfecta, siendo vulnerable y auténtica, y provocando un chute de confianza para que la audiencia se pida su sueño y lo haga realidad, poniéndole una sonrisa de oreja a oreja.

2. ¿Que harás para cumplir tu sueño? Piensa en tres cosas que harás para defender con chispa y a capa y espada tu sueño y darle así vida con tu toque genuino.
Mi compromiso con mi sueño es:
• Expresar con naturalidad mis emociones ante la audiencia.
• Mostrar mi vulnerabilidad y mi esencia dicharachera, profesional y atrevida.
• Soltar el control e improvisar adaptándome a las circunstancias y a las emociones de la audiencia.

3. ¿Como superarás los baches que te encuentres al hacer realidad tu sueño?
Reflexiona y visualiza qué puede frenarte a la hora de perseguir tu sueño. Anticípate y escribe qué puede arruinar tus sueños.
En mi caso, mi bache principal es mi diálogo interior. En ocasiones pienso que no estoy suficientemente preparada para ser conferenciante o bien pienso que mis ideas, anécdotas o aventuras personales no interesan a nadie.

Para acabar con esta comida de coco, pienso en voz alta y me digo exactamente lo contrario: ‘tú puedes. Tus conferencias despiertan la magia de los asistentes. Son charlas llenas de humanidad, que ponen purpurina en los corazones del público y se ponen las pilas’.

4. ¿Qué sueños persigues y luchas por alcanzar y cuáles se quedan en el tintero?
A diferencia de las fantasías, tal y como escribe Pilar Jericó en su articulo ‘El motivo por el que nos cuesta conseguir nuestros sueños’, los sueños de verdad son los que te levantan de la cama, te quitan el sueño y te apasionan. Luchas por ellos, con sudor y lágrimas, pisando fuera de tu zona de confort.

Los sueños que se me quedan en el tintero son los que no me ponen de verdad. Es decir, no me sacan de quicio o bien no me inspiran lo suficiente como para morir por ellos. Mis sueños han de ser retadores, que me estiren y me enseñen y me hagan ver que de lo incómodo surge una nueva versión de mi misma.

Pídete soñar y pídete ponerte las pilas para hacer realidad tus sueños más incómodos y desafiadores. Pon toda la carne en el asador y atrévete a superar los obstáculos que acontezcan. Los sueños retadores que consigas te pondrán una sonrisa de oreja a oreja. Persíguelos y hazlos volar bien alto.


Espero que este artículo te haya resultado de gran ayuda.
Si quieres que hablemos sobre cómo pedir para conseguir tus objetivos, contáctame en silvia@silviabueso.com y exploraremos juntos soluciones para ti.
Te invito a que te suscribas a mi newsletter y así recibirás informaciones de tú interés sobre El Arte de Pedir.
Aquí puedes acceder al primer capítulo de mi primer libro sobre El Arte de Pedir. Pedir no es vergonzoso. Pedir es un arte. Estoy escribiendo este libro para ti.
Un fuerte abrazo y muchas gracias, pedirólogo, por estar aquí.

Prolofgo

 

Deja un comentario

Menú de cierre