fbpx
Silvia Bueso pifias pitch

4 pifias a evitar al comunicar tu elevator pitch

No sabes la cantidad de relatos infumables que escucho cada día. ¡Me va a petar la cabeza! 

Lo bueno de escuchar elevator pitchs bochornosos es que me dan ideas para escribirte este artículo sobre las pifias que has de evitar a toda costa. ¡Espero que te sirvan y las tomes en cuenta al comunicar tu pitch! Ya sabes, la primera impresión deja una huella imborrable. 

No hay nada peor que un relato que cause indiferencia. Las señales de que tu pitch no va por el buen camino quedan recogidas en estos 4 errores que detallo a continuación:

  1. No te presentes con nombre y cargo: Ejemplo de la cagada número uno es: “hola, soy Julían, Director de investigación, desarrollo, talento…” (y quién sabe más qué”. Evita presentarte así, por favor. Solo a tu madre y a tu padre le interesan tu título, tu tarjeta de visita y lo que pone en ella. ¿De verdad quieres presentarte desde las condecoraciones que te ha dado la vida? A nadie le importan, de verdad. No malgastes esos primeros segundos valiosísimos en decir cómo te llamas y qué cargo ostentas. Los primeros 10 segundos de cualquier comunicación son los más relevantes y mi recomendación es que los dediques a hablar sobre qué aportas y qué impacto tiene lo que aportas para los que te están escuchando. Una vez ya captas la atención de los demás, se morirán de ganas de saber quién eres y querrán saber más de ti. 
  1. No compartas tus miserias emocionales: Todo el mundo tiene de esto, te lo prometo, pero reconócelo, no es elegante empezar un discurso así: “os pido disculpas porque no he tenido tiempo de prepararme esta presentación”. “Estoy muy nerviosx y es mi primera presentación en público”. Sincerarte con tu audiencia hasta este punto no va a evitar que tu audiencia emita un juicio clarísimo sobre ti y tu pitch. Estar nerviosx y que se note (sin que tengas que decirlo en abierto) es natural y normal como la vida misma. ¿Sabes que un 80% de las personas tienen pánico a hablar en público? Celebra que te pones en tensión, porque es la vida mismaaaa y tira para adelante con tu pitch, sin buscar expresar excusas en público para ganarte su perdón, bendición y comprensión. 
  1. Evita los gestos que te empequeñecen frente al público. He visto a profesionales presentar en público con el cuerpo rígido y tieso, como si fueran un tronco o un robot. ¿Te suena esta imagen? Algunas personas tratan de controlar su comunicación no verbal de una forma excesiva. Si quieres transmitir tu relato con claridad y entusiasmo, asegúrate de que tus manos y gestos así lo expresan. Encontrar el punto justo entre los gestos discretos y la exageración es un arte, un gran reto. Los gestos suaves, que acompañan las palabras, realizados con fuerza y seguridad te permitirán causar una impresión positiva y profesional. 
  1. Nada de regañar a la audiencia. Aunque estén siendo groserxs, gritar: “silencioooooooo….” no es elegante. Aún recuerdo el día que un emprendedor que estaba presentando su pitch riñó a la audiencia y les pidió que se callaran con un tono brusco e inapropiado. El tono de voz es como la música de una discoteca. Si dices las cosas de mala manera, causarás espanto a tu público y perderás el respeto de los que quieres que te escuchen. No es fácil gestionar el tono de voz ante tu audiencia y si se complica la situación, mi consejo es que no la compliques más; utiliza técnicas más sutiles y corteses como es quedarte calladx hasta que la audiencia baje el tono o bien improvisa alguna dinámica para que la energía de la sala o lugar en el que estés cambie de ritmo. 

Estas son solo algunas de las cagadas más habituales que he podido ver pero seguro que tú has visto muchas más. La idea es no resultar aburridos, sino todo lo contrario y basta con ponerle un poco de salsa a tu propuesta de pitch. Te cuento un poco más sobre estas pifias en este vídeo:

Deseo de todo corazón que no cometas estas pifias y que este artículo te ayude a causar furor con tu pitch. Te recuerdo que eres una persona humana e imperfecta, y que comunicar tu pitch es un acto de vulnerabilidad, ya que te expone a tu audiencia, sin trampa ni cartón. 

¡Cuando un pitch es imperfecto es también humano!

Si quieres seguir trabajando tu discurso, tengo un método probado con cientos de pedirólogxs para estructurar tu pitch de manera efectiva. Puedes descargarte la guía gratuita “El método DICA para un elevator pitch ganador”. ¡A por ello!

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Silvia Bueso

Silvia Bueso

Soy conferenciante, formadora y coach, experta en ‘El arte de pedir’. Te enseño a pedir y conseguir tus objetivos, sin tener que pedir. Despierto la magia de pedirólogos en potencia con mis artículos, talleres y conferencias.

Deja una respuesta

Suscripción al Blog

Ingresa tu correo electrónico para recibir las últimas notificaciones del blog.

Categorías

También podría gustarte...

¿Te atreves a
conseguir sin tener
que pedir?

Suscríbete y descárgate el test del pedirólogo, y cambia de chip para superar tus miedos o bloqueos para pedir y conseguir

¡Métele caña al pedirólogo que ya eres!

SilviaBueso_logo_blanco-azul

El secreto para pedir pasa por dar a los demás. Pedir es la clave para hacer realidad tus propósitos.

Contacto

Para agendar una primera sesión gratuita y
sin compromiso, o solicitar una conferencia o taller sobre cualquiera de las vertientes de ‘El Arte de Pedir’, puedes contactarme a través de:

© Silvia Bueso 2022. Todos los derechos reservados

×
×

Carrito

Ya casi estamos...

Sesión de diagnóstico gratuita