El mejor dossier de patrocinio eres tú

El mejor dossier de patrocinio eres tú

Tener un dossier de patrocinio para seducir a tus patrocinadores es fundamental. Y lo importante no es sólo tenerlo, sino también ser tú mismo el mejor portavoz del dossier de tu proyecto. En otras palabras, saber preparar un dossier es tan importante como saber persuadir comunicando el contenido del mismo ante tus patrocinadores y donantes. Ese tándem es clave.

En los cursos que imparto a entidades culturales sobre cómo mejorar el dossier de patrocinio, los asistentes aprenden que el dossier no basta. Sí. Es importante tenerlo y haberlo preparado con cariño y esmero. Y también saben que es importante saberlo utilizar para captar interés. Seducir requiere mucho más que un dossier y sobre todo mucho arte para trabajar la relación, darte a los demás, y convencer. Les digo que ellos son la mejor versión con patas de su dossier. Y los que entienden este mensaje tienen mayores posibilidades de conseguir al pedir.

¿Cómo ha de ser un dossier de patrocinio? Esta es la gran pregunta. Para mí el dossier ha de cumplir con las siguientes premisas:

1. Pon un nombre creativo a tu dossier y un nombre en plural que exprese lo que es posible gracias al patrocinador. Mi recomendación es que no pongas como título “dossier de patrocinio”. Demasiado habitual y aburrido. Recuerdo la portada de un dossier que llevaba como título ‘juntos lo hacemos posible’.

2. Cuenta historias que signifiquen algo al patrocinador. Estoy empachada de leer dossiers egocéntricos, que sólo explican lo que son y no lo que pueden llegar a ser con la ayuda y apoyo de otros. Cuenta el dossier desde el nosotros, pensando en grande y con ambición.

3. Busca una frase con gancho que ayude a tu patrocinador a visualizar tu proyecto y a recordarlo. Es muy importante que hablen de ti y de tu proyecto cuando tú no estés delante.

4. Menos palabras y más imágenes que despierten emoción, inviten al patrocinador a querer saber más y ayuden al lector a navegar en un equilibrio entre buen contenido, buen diseño y buena creatividad.

5. Deja de hablar de ti mismo y de elogiarte por tus propios éxitos. Pide a tus públicos más cercanos, como son los clientes, tus proveedores y patrocinadores, que digan lo que les gusta de ti y entonces inclúyelo en el dossier. Su voz es la que importa.

6. Escribe promesas que puedas cumplir y sobre todo hazlas tan grandes como quieras, en línea con la financiación privada que pides. Lograr sueños de forma conjunta da sentido a la relación entre el sponsor y el proyecto.

7. No des por hecho que conocen tu proyecto u organización. El dossier circula y cada nuevo potencial partner querrá conocerte por primera vez. Esa primera impresión cuenta y mucho.

8. Destaca tus hitos, sin pasarte de listo, con el objetivo de mostrar tu compromiso y también la capacidad de hacer crecer el proyecto con el impulso de terceros.

9. Sé creativo especificando las vías de colaboración y los rangos de aportación. El patrocinador quiere saber qué gana asociándose contigo y tu proyecto.

10. El dossier va de contar historias en las que todos ganan. Detalla los beneficios de los patrocinadores, utilizando el lenguaje de tus partners desde focos tan distintos como las áreas que apoyan el proyecto con su presupuesto.

Si tienes un dossier eres alguien. Dejas de ser invisible. Y si además tu dossier despierta curiosidad, da ganas de saber más y cautiva al patrocinador por su claridad y diferenciación enamorarás allí donde vayas. Tú eres el mejor dossier con patas. Insisto…

Leave a Comment

Suscripción al blog

Ingresa tu correo electrónico para recibir notificaciones del blog.

Silvia Bueso

El secreto para pedir con gancho pasa por dar, dar y dar a los demás. Son las dos caras de una misma moneda: en el pedir está el dar, y el que da, siempre recibe. Por eso, pedir es clave para conseguir hacer realidad tus propósitos, tus sueños.

Tweets recientes

Sígueme en Twitter